Que sea barata no quiere decir que sea mala

barata pero buena

El público por lo general llena sus expectativas hacia una producción cinematográfica debido al presupuesto invertido en ella, no obstante, muchas películas de bajo presupuesto o amateur también resultan exitosas y a veces mucho más que cualquiera, igualmente, en la industria del entretenimiento adulto la creatividad es el límite y una de las categorías predilectas de sus espectadores son los videos porno amateur.

Uno de los elementos que cautivan más al público es el realismo, es decir, cuando una película parece una situación totalmente real. Esto fue más que evidente cuando se estrenó la película de terror “El Proyecto de la Bruja de Blair”, la cual se centra en la historia de un grupo de jóvenes que se aventuran en un bosque embrujado y se dedican a filmar toda la experiencia. A lo largo del film se van viviendo situaciones aterradoras y hasta cierto momento se puede pensar que se trata de la grabación original de quienes vivieron dicha experiencia. El presupuesto de esta película fue de 25mil dólares pero logró recaudar casi 250 millones de dólares.

Otro caso muy reconocido de películas amateur es el film de terror: Actividad Paranormal, su primera parte transcurre en la vivienda de una pareja de felices esposos pero tras una serie de sucesos sospechosos, el esposo decide instalar cámaras de grabación en lugares estratégicos de la casa para estar al tanto de todo lo que ocurría; dicha historia mantiene al espectador en suspenso y solo se llevó 15mil dólares en su producción.

La receta no tendrá éxito siempre, sin embargo, el mercado adulto es mucho más libre en este sentido y muchas figura deciden incursionar en el mercado de los videos porno amateur para darse a conocer, incluso la pornografía muchas veces resulta un trampolín para actuales estrellas de Hollywood que pueden dejarte boquiabierto. Entre ellos destaca Sylvester Stallone con una película softcore que actualmente significa una gran vergüenza para el pero en aquel momento se vio en la necesidad de ganar un poco de dinero pues le hacía mucha falta.

Siendo un poco más realistas, quienes incursionan en el porno amateur pueden tener finales muy distintos al de Rocky, de hecho muchas jóvenes que intentan triunfar en la industria se ven sometidas a explotaciones y exigencias cada vez mayores para escalar de rango y en muchos casos abandonan lo que alguna vez quisieron como carrera profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *